MOMENTO DE CAMBIAR LA LÁMPARA

En la foto se puede apreciar la diferencia entre una lámapra vieja (arriba) y una nueva (abajo). Si notamos disparos fallidos o que la intensidad de luz no es la misma que cuando se compró el flash. ¡¡ES EL MOMENTO DE CAMBIAR LA LÁMPARA!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *